Perfil

  • Montse Perelló Giner
  • El blog de montsepginer
Sunday 10 july 7 10 /07 /Jul 22:30

Los conceptos de domicilio social y domicilio fiscal tienen especial relevancia en el ámbito tributario, sobretodo, en lo relativo a las sociedades mercantiles. Ambos conceptos están muy relacionados, cómo también lo están respecto al régimen de notificaciones tributarias, la residencia fiscal o la sede social. Esto provoca que aparezcan ciertas dificultades para diferenciar los términos.

Conceptos

El domicilio social de una empresa es el lugar en el que se centra su actividad, gestión o administración y que consta en los Estatutos Sociales inscritos en el Registro Mercantil. En cambio, atendiendo a lo expuesto en el art.48 de la Ley General Tributaria: "el domicilio fiscal es el lugar de localización del obligado tributario en sus relaciones con la Administración tributaria". Este artículo distingue según se trate de personas físicas, personas jurídicas, entes sin personalidad o no residentes.

Para saber cuál es el domicilio fiscal en cada caso, se debe prestar atención al punto 2b) de ese mismo artículo. En el caso de las personas jurídicas: "su domicilio social, siempre que en él esté efectivamente centralizada su gestión administrativa y la dirección de sus negocios.

En otro caso, se atenderá al lugar en el que se lleve a cabo dicha gestión o dirección.

Cuando no pueda determinarse el domicilio fiscal de acuerdo con los criterios anteriores prevalecerá aquel donde radique el mayor valor del inmovilizado".

En lo relativo a las personas físicas, el domicilio fiscal corresponderá a su domicilio habitual, excepto para las que desarrollen principalmente actividades económicas.

Así pues, el domicilio social y el fiscal suelen coincidir, pero no siempre es así. Sólo coincidirán si el domicilio social corresponde al lugar donde se centraliza la gestión administrativa y la dirección de negocios.

Relación entre domicilio fiscal y el régimen de notificaciones tributarias

La estrecha relación entre el domicilio fiscal y el régimen de notificaciones tributarias es más que evidente, ya que el primero se trata del lugar donde se puede localizar al obligado tributario. En los procedimientos iniciados a instancia de parte (solicitud del interesado), las notificaciones se practicarán en el domicilio indicado por el propio obligado o su representante o, en su defecto, en su correspondiente domicilio fiscal.

Por otro lado, en los procedimientos iniciados de oficio, la notificación se practicará en el domicilio fiscal del obligado o su representante, centro de trabajo o lugar donde se desarrolle la actividad económica.

Residencia fiscal

En contraste con el domicilio fiscal, aparece el de residencia fiscal. Se consideran residentes en territorio español las entidades que cumplan alguno de los requisitos establecidos en el art.8 del Real Decreto Legislativo 4/2004 (Impuesto de Sociedades):

a. Que se hubieran constituido conforme a las leyes españolas.

b. Que tengan su domicilio social en territorio español.

c. Que tengan su sede de dirección efectiva en territorio español.

Sede social

Con mucha frecuencia, se confunden los términos de domicilio social y sede social. Pero, la sede social se trata de una especificación del domicilio social que sólo presentan algunas empresas. Concretamente, es el lugar desde el que se administran y gestionan diversos tipos de asociaciones (como culturales o deportivas), órganos administrativos y otras organizaciones.

toronto
Por Montse P. Giner - Publicado en: Fiscalidad
Escribir un comentario - Ver los 0 comentarios
Volver a la página principal

Presentación

Crear un Blog

Calendario

April 2014
M T W T F S S
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30        
<< < > >>
 
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso